La volatilidad que caracterizó al mercado accionario durante el año pasado y especialmente hacia fin de año, ha continuado al iniciar el 2019. Hoy 4 de enero no es la excepción.

El 2 de enero se movió 400 puntos, pasando del rojo al verde, ayer solamente cayó un 2.84% o 660 puntos, movido por las noticias negativas de Apple y la desaceleración en China, sumado al dato de Manufactura en los Estados Unidos.

Hoy el mercado se mueve 760 puntos al alza a la mitad de la sesión debido a varios factores:

  1. El inicio de las conversaciones el lunes entre China y EEUU para tratar de disminuir las tensiones comerciales.
  2. El sorprendente dato de empleo de diciembre, + 312 mil nuevos empleos, cuando el mercado esperaba 184 mil.
  3. Y el dato más importante son las declaraciones del presidente del FED (Sistema de la Reserva Federal), Jerome Powell.

El dato de empleo refuerza el sentimiento de muchos analistas de que la economía no está lista para una recesión, y por el contrario, sigue firme.

Pero los comentarios de Powell le dieron un doble impulso al mercado. Primero, dice que no renunciará aunque Donald Trump se lo solicite. Segundo, dejó abierta la puerta para una pausa en la subida de tasa de referencia.  No hay un camino predefinido para la Política Monetaria y teniendo una inflación tan estable, seremos pacientes y veremos cómo se desenvuelve la economía antes de tomar cualquier decisión. Tomó como ejemplo a la anterior presidenta del FED, Janet Yellen, que en el 2016 dijo que subiría 4 veces la tasa y terminó con una sola subida.

De esta forma muchos de los temores sobre un impacto negativo del alza en tasas se disiparon y el mercado reaccionó con una subida de más de 800 puntos a 3 horas del cierre del mercado.

 

Douglas Montero, Director de Fondos de Inversión.