En lo que va de enero el tipo de cambio y las tasas de interés no han presentado cambios abruptos. El tipo de cambio se ha mantenido en ¢569,5 como promedio de los últimos 30 días, dejando la variación mensual en -0,1%, lo que refleja la ausencia de movimientos bruscos en el mercado mayorista. Con relación a las tasas de interés, la Tasa Básica Pasiva (TBP) ha tenido ligeros aumentos semanalmente. Al cierre de diciembre ese indicador se ubicó en 5,95% y desde entonces ha superado ligeramente el 6,0%. A partir del 25 de enero la TBP se ubica en 6,10%.

Hacia adelante, nuestros escenarios en esos macro-precios siguen sujetos a la emisión de Hacienda por los US$1.500 millones; no obstante, de momento no se tienen novedades con respecto a la emisión. Dicho esto, mantenemos que el 2018 inicia con un panorama incierto que se complementa con una contienda electoral volátil.