Este miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) tuvo su Comité de Política Monetaria. La principal decisión fue el aumento del rango de la Tasa de Fondos Federales del 1,00%-1,25% al 1,25%-1,50%. De acuerdo con el ente, la decisión se respaldó por los resultados en el mercado laboral, que muestra como este se fortalece mes a mes. En consecuencia, el consumo privado continúa creciendo a un ritmo moderado pero constante. Además, sostuvo que la inflación se mantiene oscilando a un nivel ligeramente inferior al 2,0%, que es su objetivo de mediano plazo.

En Costa Rica, la decisión no afectó de manera inmediata el desempeño de los bonos soberanos internacionales (Eurobonos). En gran parte, el mercado internacional ha venido descontando esta medida desde hace semanas atrás, debido a lo esperado de la decisión de la FED.

A medida que aumenten las tasas, el precio de los bonos caen, por lo que lo que estas medidas tienden a impactar de manera negativa el valor de los eurobonos. Particularmente en esta ocasión, desde el 01 de noviembre hasta el 13 de diciembre, los eurobonos con vencimiento en 2044 y 2045 tuvieron una ligera caída en su precio de 1,83% y 1,59%, respectivamente. El impacto ha sido mínimo, ya que el mercado anticipó esta decisión, más aún, según la encuesta de Bloomberg, 95,4% de los consultados esperaban un aumento de la tasa.

Por otra parte, a medida que se van materializando estas decisiones, las monedas de los países latinoamericanos se deprecian por el premio de ahorrar en dólares. En ese sentido, los bancos centrales prestan atención a lo que le pueda hacer la Fed.

En el caso de Costa Rica, el pasado 30 de noviembre el Banco Central, al subir la Tasa de Política Monetaria, manifestó su consideración a la política de la FED al sostener en su comunicado “…señales de alerta en un entorno de previsiones crecientes de aumento en la tasa de interés de referencia por parte del Sistema de Reserva Federal de Estados Unidos de América”.