El Gobierno de la República envió al Congreso de Costa Rica una nueva reforma fiscal, que contiene medidas en el control del gasto y nuevos ingresos.