El pasado viernes 01 de setiembre el Gobierno de Costa Rica presentó ante el Congreso el Presupuesto del Gobierno para el 2018. Este equivale a ¢9,3 billones, lo que representa un incremento de 3,2% en relación al presupuesto del año anterior.

Para cubrir ese monto, ¢5,2 billones vendrán de los ingresos del gobierno mientras que el restante ¢4,1 se cubrirá mediante deuda interna.

A priori este escenario aumenta la presión de recursos por parte del Gobierno en el mercado local. Dicho esto, tal presupuesto hace prever un aumento de tasa de interés local. Sin embargo, tales incrementos ante un escenario de eventual ausencia de reforma fiscal no debe sorprender.

En relación al Proyecto de la Reforma fiscal, este sigue en el congreso y no han existido nuevos avances.

La Asamblea Legislativa tiene hasta el 30 de octubre para modificar o aprobar el nuevo presupuesto.