Este miércoles 14 de junio la Reserva Federal de Estados Unidos acordó subir el rango de la Tasa de Fondos Federales  a 1,00%- 1,24%. La decisión se basó en las siguientes razones:

  • El mercado laboral continua solido, con un nivel de actividad económica que continua creciendo a un ritmo moderado. Asimismo, el ritmo del gasto del consumo se mantiene dinámico, al igual que los niveles de inversión en capital fijo.
  • Si bien la inflación medida por el PCE tuvo una leve desaceleración durante los meses de abril y marzo, las condiciones del mercado laboral se mantienen fuertes, de modo que la inflación debería retomar su ritmo de convergencia hacia el 2,0%, que es el objetivo de mediano plazo.

La Reserva Federal estimó tres aumentos durante este 2017 y lleva dos en lo que va del año. El seguimiento de los indicadores de inflación y empleo es clave para anticipar si este nuevo ajuste se puede dar en setiembre o diciembre.