Este martes y miércoles la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) mantuvo su reunión de política monetaria, donde decidió mantener constante la tasa de fondos federales en el rango 0,75%- 1,00%.

De acuerdo con la autoridad monetaria, el mercado laboral se sigue manteniendo sólido, a pesar de la desaceleración en la actividad económica durante el primer trimestre del 2017. Asimismo, los fundamentos del consumo de los hogares mantienen signos de que continuará su crecimiento sostenido, al igual que la inversión privada.

Por su parte, la inflación calculada como promedio de los últimos 12 meses (medida más de tendencia) se mantiene, anclándose en el nivel objetivo de 2%.

A partir de lo anterior, en Aldesa seguimos considerando que en el año se pueden dar más ajustes, a medida que los fundamentos macroeconómicos mantengan su buen desempeño. Además, vemos que los bonos de las economías latinoamericanas continuarán siendo un atractivo de inversión, dado el proceso muy gradual de la normalización de la política monetaria en Estados Unidos.