El Banco Central de Costa Rica (BCCR) reportó la serie original del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) para marzo con un crecimiento interanual (% a/a) de 4,8%, dejando la variación interanual del primer trimestre del 2017 en 3,7%. Este resultado estuvo explicado por el sólido desempeño de la actividad de servicios prestados a otras empresas, seguido con un sector manufacturero que cierra el periodo con un crecimiento de 3,8% a/a.

En ese sentido, el comportamiento de la actividad económica en lo que llevamos del 2017 muestra una ligera desaceleración (en 2016 creció 4,8% frente al 3,7% de este año), característica que está en línea con nuestra proyección de crecimiento económico para este año.

El dinamismo de la industria manufacturera ha estado explicado, principalmente, por el sólido comportamiento de las exportaciones del régimen especial, las cuales registraron un incremento de 17,6% al primer trimestre. Es importante destacar que las exportaciones del régimen especial son las que provienen principalmente de las zonas francas. Por su parte, la actividad de servicios prestados a otras empresas continúan sobre una senda de crecimiento sólido, al reportar una variación interanual de 10,4% a marzo frente el 8,8% del mismo periodo de 2016.

En el otro extremo, sectores como construcción, electricidad, agua y servicios de saneamiento, actividades de alejamiento y servicios de comida y el minero, se caracterizaron por un desempeño con cifras rojas. El más relevante de todos esos es la industria de la construcción, ya que posee un peso más importante dentro de la actividad económica (4,9% del PIB). Al cierre del primer trimestre ese último reportó una caída interanual de 1,1%, mismo valor registrado al cierre del 2016. Si bien la construcción aún no muestra signos de recuperación, en Aldesa prevemos que este vaya teniendo un mejor desempeño durante la segunda parte del año.