Este jueves 18 de mayo, la Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR) acordó aumentar su Tasa de Política Monetaria a 3,0%. Con este hecho, el Central reafirma su nuevo ciclo de aumento de tasas, después de los tres incrementos que llevamos en el 2017. El ente sustentó la subida con tres argumentos:

  • Las expectativas de inflación han venido incrementándose, incluso por encima del rango meta del año (2%-4%).
  • Existen presiones de la demanda agregada que podrían afectar la inflación, lo cual amenaza al principal objetivo del BCCR.
  • El aumento persistente en el tipo de cambio puede trasladarse en los precios, acelerando el ritmo de la inflación en el mediano plazo.

En Aldesa proyectamos que vendrán nuevos aumentos, principalmente si los fundamentales de la economía continúan ejerciendo presión sobre el objetivo de inflación de la autoridad monetaria. Asimismo, los efectos del alza de la tasa de política se trasladarán fundamentalmente sobre las tasas pasivas (tasas del ahorro) de manera gradual, con énfasis en el segundo semestre, lo que a su vez incrementa las tasas activas de los bancos (tasas de los préstamos).