La inflación interanual alcanzó el 1,6% durante marzo, dato ligeramente inferior a la proyección de Aldesa (1,9%), pero en línea con la senda que esperamos para el 2017. En notas anteriores anotamos que durante el 2017 vemos la inflación retornando gradualmente al rango meta del Banco Central de Costa Rica (de 2% al 4%), explicado por el efecto base, la recuperación en el componente de transporte y los precios de alimentos; lo que ejerce presiones inflacionarias.

En Aldesa seguimos manteniendo nuestra proyección, donde observamos que mes a mes la inflación irá repuntando para cerrar en 2,6% al final del 2017.

A nivel mensual (marzo 2017 contra febrero 2017). Durante marzo los precios cayeron 0,42%, versus el +0,40% registrado el mes anterior. Por un lado, los componentes de transporte y alimentos fueron los que más contribuyeron a la caída de marzo, ambos con una incidencia negativa de 0,46 puntos porcentuales.

En nuestra nota previa a la publicación de los datos (Costa Rica: ¿Qué esperamos de la inflación de marzo?) sostuvimos que estos dos componentes tendrían un impacto negativo, como realmente sucedió; no obstante, subestimamos levemente dicho impacto en el componente de alimentos. A pesar de ello, nuestros monitores de precios (Alimentos y Transporte) son una herramienta fundamental para seguir anticipando la senda de la inflación en los próximos meses, y el resultado de marzo es un ejemplo de ello.