Este domingo 23 de abril se celebraron las elecciones en Francia, donde el joven político de 39 años, Emmanuel Macron, encabezó la primera vuelta con 23,7% de los votos, delante de su adversaria de 48 años, Marie Le Pen, quien obtuvo el 21,9% de los sufragios. Los mercados han reaccionado de manera positiva con este resultado, ya que la ventaja de Macron disipa las preocupaciones sobre una posible salida de Francia de la Unión Europea.

A este martes, la bolsa de Francia ha reportado un incremento de 4,1%, el euro se apreció frente al dólar en 1,3%, y en los Estados Unidos en Nasdaq y el S&P500 tuvieron incrementos de un 1%. Todo lo anterior, indica que los resultados de la primera ronda sembraron confianza en los inversionistas.

Candidatos: Macron es considerado un candidato de centro, mientras que le Pen se caracteriza por ser de extrema derecha. El primero ha direccionado su estrategia en un plan económico que permita solucionar el faltante fiscal de Francia, el cual supera ligeramente el 3,0% del PIB (es importante destacar que el Tratado de Maastricht, dicta que el déficit fiscal de todos los países que integren la Zona Euro no debe superar el 3% del PIB), así como un plan enfocado en solucionar el problema estructural del desempleo en ese país. Por su parte, Marie Le Pen ha diseñado un plan más nacionalista, a través de una salida de Francia de la Unión Europea, acompañado de todo un paquete de políticas migratorias extremistas.

Perspectivas económicas: Las perspectivas económicas de la Zona Euro están muy sujetas al desempeño político francés.  Analistas proyectan un crecimiento económico para esa región en 1,75%-2,00% para el 2017 y 2018. Las economías más destacadas son la alemana y la española, mostrando esta última los fuertes signos recuperación que ha tenido en los años recientes. Por su parte, Francia se encuentra bajo un panorama de mayor incertidumbre, dado el contexto político que tiene dos posibles candidatos presidenciales muy distintos.

La segunda ronda se realizará el próximo 07 de mayo.