Janet Yellen compareció frente al Senado esta semana. La máxima jerarca de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) sostuvo que más incrementos en tasas de interés sería apropiado, siempre y cuando el ritmo de la actividad económica se mantenga dinámico. Asimismo, apuntó que alargar la espera de ajustes en las tasas sería insensato, generando como consecuencia una mayor expectativa por un aumento de tasas en la próxima reunión de marzo. 

A este hecho se le suma los nuevos datos de inflación reportados, con un incremento mensual para el mes de enero de 0,6% versus el 0,3% que el mercado esperaba, dejando la variación interanual en 2,5%. En nuestra nota Fed mantiene rango de tasas en 0,50%-0,75%, sostuvimos que los nuevos ajustes en la tasa de fondos federales iban a estar íntimamente relacionados con el desempeño de la inflación en los próximos meses.

En ese sentido, al comparar este indicador de la inflación medido por IPC, frente al PCE sin alimentos ni energía, el cual es el que  la Fed monitorea, en Aldesa observamos los siguientes puntos:

1. Al estimar la inflación media de los últimos 12 meses con ambos índices (IPC y PCE sin alimentos ni energía), las dos se mantienen en niveles por debajo del objetivo de largo plazo de la FED, que corresponde al 2,0%. La idea de tomar la media de los últimos 12 meses es que permite capturar una imagen más clara de la tendencia de la inflación.

2. Nuestra perspectiva es que los ajustes en tasas se darán a medida que la inflación, medida por PCE sin alimentos ni energía, vaya siguiendo una senda que converja hacia el 2,0% en los próximos meses (ver la línea roja del gráfico). Así,  observamos que este aspecto se está dando de manera gradual, pero aún no está del todo claro.

  

De esta manera, en Aldesa consideramos que los ajustes pronto se concretarán, y si bien muchos analistas ven que después del discurso de Yellen esto se dará en marzo, nosotros creemos que es necesario tomarse esta información con prudencia, debido a que los datos aún no satisfacen lo que la FED pretende.