Para el 2017, Aldesa proyecta el crecimiento económico de Costa Rica en 3,9% (medido por PIB). Este resultado estaría caracterizado por una ligera desaceleración a lo largo del año, donde vemos un primer semestre con un crecimiento de 4,2%, para luego estabilizarse en 3,6% durante la segunda parte del año.

Nuestra perspectiva apunta a un crecimiento conducido por la demanda interna, el cual se explica por un consumo privado creciendo al 3,8% (frente al 4,4% del 2016, debido a la desaceleración en el crédito al sector privado) y una formación de capital bruta que estaría recuperándose por el repunte en el sector construcción.

Por su parte, la demanda externa la estimamos con una contribución parcialmente nula sobre el crecimiento económico, con un nivel de exportaciones (6,1% en 2017), creciendo muy similar que las importaciones (6,4% en 2017).

Esta proyección de crecimiento económico se encuentra levemente menor a la del Banco Central (4,1%), donde la principal diferencia se encuentra en la demanda interna. Asimismo, estimamos que el crecimiento de 2016 (que se revelará oficialmente el 31 de marzo) sea de 4,2%; en tanto la cifra esperada por el BCCR es de 4,3%.

En ese sentido, para Aldesa es importante dar un constante monitoreo a esta variable económica, con el fin de ir ajustando, si es necesario, nuestra proyección, ya que así logramos diseñar con mayor responsabilidad nuestra estrategia de inversión.