El Banco Central de Costa Rica (BCCR) tiene como meta de crecimiento económico para este 2016 un 4.2%, cifra que supera el 2.8% del 2015. Durante los últimos 12 meses, el país registra un crecimiento promedio de 3.6%, en el cual destaca el crecimiento del sector comercio y de servicios, particularmente los de intermediación financiera, financieros, seguros y servicios prestados a otras empresas.

Es posible que la economía continúe mostrando niveles de crecimiento positivos, pero que estos no sean suficientes para alcanzar la meta de crecimiento del 2016.

La principal razón se encuentra en la desaceleración de la economía global. Recientemente el Banco Mundial redujo la expectativa de crecimiento de la economía global de 2.9% a 2.4%, mientras que la de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, pasó de 2.7% a 1.9%. Para el caso de Costa Rica, el mismo ente disminuyó la expectativa a 3.3%, después del 4.0% estimado en enero.

Con ello, puede esperarse que el BCCR rebaje su expectativa de crecimiento en la revisión del programa macroeconómico de este mes. En Aldesa estimamos que la economía crecerá alrededor del 3.8%, lo cual puede considerarse como un nivel aceptable y que permite mantener otras variables macroeconómicas dentro de lo esperado, es decir, inflación en niveles bajos, tasas de interés a la baja y una devaluación esperada leve para el próximo semestre.

De acuerdo con lo anterior, se mantienen las principales recomendaciones en productos de renta fija para los inversionistas, principalmente en el mercado local.