Este fin de semana el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, realizó una histórica visita a Cuba, lo que representa un cambio en la posición de la potencia mundial sobre uno de sus más cercanos vecinos. Esta separación carecía de sentido en un mundo donde uno de los principales socios comerciales del mundo es la República Popular China.

El acercamiento entre ambos países representa una importante oportunidad de negocios en diferentes sectores; no obstante, el que se ha beneficiado de forma inmediata es el sector hotelero, con la cadena Starwood Hotels entre los mejores posicionados. La firma informó que desarrollará tres hoteles en la isla, gracias a una licencia especial brindada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En virtud de lo anterior, la acción de la hotelera ganó un 11% en los últimos tres días.

Otro de los beneficiados de la nueva coyuntura es Airbnb, empresa que mediante una aplicación para celular ofrece renta de habitaciones, hoteles y casas en diferentes partes del mundo. Dicha compañía hasta el momento puede ofrecer servicios a estadounidenses que visitan la isla; sin embargo, se anunció que a partir de abril estará disponible para cualquier persona, lo que representa un aumento importante en el público potencial al que llega la compañía.

Hacia futuro otras empresas podrán entrar al país y beneficiarse de esta coyuntura en sectores donde existe un gran potencial, como es el área financiera y de infraestructura.