Hace un año los mercados financieros caían de la mano de noticias sobre la posible salida de Grecia de la Eurozona y en su momento se acuñó el término Grexit (Grecia + Exit, salida en inglés) para describir ese evento. En 2016 es probable que la incertidumbre por Grecia reaparezca; no obstante, el tema más importante podría ser Brexit. ¿Qué es?

Este nuevo término resulta de la combinación de Gran Bretaña y “Exit” y se refiere a la posibilidad de que Reino Unido abandone la Unión Europea. Un escenario de ese tipo es llamado en los mercados bursátiles como un “cisne negro”, lo cual básicamente significa que es un suceso poco probable que, de presentarse, podría generar volatilidad en los mercados. Sin embargo, el asunto cada vez se discute más en diferentes foros y algunas entidades bancarias han alertado sobre lo factible del evento.

Gran Bretaña es miembro de la Unión Europea, pero no de la Zona Euro, por lo que utiliza su propia moneda (la libra esterlina), aunque la idea siempre ha sido trasladarse hacia una mayor integración. Dicho tema se ha visto cada vez menos apetecible para los británicos, después de tres episodios de crisis de deuda en la zona y la actual crisis de refugiados, factores que se convirtieron en el “caballo de batalla” de los euro escépticos en ese país y quienes claman por una salida.

De esta forma, y de acuerdo con promesas de campaña del primer ministro David Cameron, se espera que la población decida mediante un referéndum su permanencia o no en el bloque. Diferentes bancos, entre ellos Société Générale, consideran que una salida no está incorporada en los mercados y que los riesgos de un efecto en el crecimiento inglés y en el de la zona euro podrían generar volatilidad cuando se aproxime el referéndum.

Según analistas políticos, por el momento parece que una campaña centrándose en los riesgos de salirse, similar a la empleada en el referéndum de independencia de Escocia, será efectiva para lograr un voto por la permanencia; no obstante, los retos que enfrenta la Eurozona podrían inclinar la balanza a favor de una salida.

En virtud de lo anterior, será importante monitorear las encuestas, así como el apoyo que se le dé a cada uno de los bandos, por lo que es probable que este sea un tema que estará en primera plana durante la segunda parte del año.