El 8 de abril del año pasado Intel anunció el traslado de la planta de manufactura hacia Malasia, Vietnam y China; con ella se iban el 18% de lo exportado por Costa Rica y significó el despido de unos 1.500 empleados.

Cerca de 7 meses después del anuncio las exportaciones de componentes para computadoras se desplomaron, en octubre de 2014 se exportaron unos US$143 millones dentro de este rubro y ya al siguiente mes las ventas cayeron un 90%, a US$13 millones, comportamiento que luego pesó sobre el total de lo exportado por el país.

De igual forma, la industria de manufactura comenzó a contraerse desde diciembre del año del anuncio, con el
componente de Zona Franca cayendo hasta un 6% durante mayo del año en curso. Esto es importante porque la industria manufacturera representa cerca de un 20% del Producto Interno Bruto del país.

En virtud de lo anterior, durante el 2015 la producción económica del país se ha mantenido con esa fuerte presión, la cual ha sido relativamente compensada por la fortaleza del consumo interno.

No obstante, el efecto negativo de la salida comenzó a disiparse, ya que a medida que pasan los meses se calculan los porcentajes de crecimiento sobre una base donde Intel ya no existe.

De esta manera, el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) ha presentado una recuperación, con el índice de manufactura a octubre creciendo a una tasa trimestral anualizada del 12%. Las exportaciones también comenzaran a presentar esa tendencia y empezaremos a ver tasas de crecimiento, aunque no tan fuertes, debido a que el fenómeno de El Niño se mantiene.

En cuanto al empleo, la empresa ha venido fortaleciendo su equipo en el área de desarrollo en el país y en un par de ocasiones ha anunciado nuevas contrataciones.

Con ello, si en determinado momento Intel fue la empresa emblema de la inversión en Costa Rica, su cambio de una planta de manufactura a un centro de desarrollo e investigación viene a reflejar una tendencia en el país, donde la inversión en el área de servicios es el que presenta un mayor empuje y las mejores expectativas a futuro.