En una coyuntura como la actual, donde las economías emergentes más castigadas son las que tienen déficits de cuenta corriente grandes, los datos con corte al segundo trimestre, dados a conocer este miércoles, son positivos para Costa Rica.

Lo anterior, ya que un déficit menor hace al país menos vulnerable a condiciones de estrés en mercados internacionales, especialmente favorable ante la reciente volatilidad en los mercados y la potencial subida de tasas de interés por parte de la FED.

El resultado obedece, en parte, a una reducción del déficit comercial (la diferencia entre lo exportado y lo importado) del 9%, donde las menores exportaciones fueron compensadas por menores costos en las importaciones, vía la caída que presentaron los precios de las materias primas. De hecho, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) reporta que la factura petrolera se redujo a casi la mitad, si comparamos el periodo de abril a junio de este año con el anterior.

De igual forma, la continua mejora en la cuenta de servicios ayudó a disminuir el déficit general. Un dato que destaca es que el superávit de servicios está a solo US$44 millones de cubrir el faltante en la cuenta de bienes, situación consistente con el repunte que presenta esa parte de la economía costarricense, en particular los servicios de informática y otros prestados a empresas.

Los ingresos por concepto de turismo exponen un incremento del 6%, lo que evidencia una mejora de la economía estadounidense, la cual sigue siendo la procedencia de la mayoría de turistas que entran al país.

Esta mejora en el balance de la entrada y salida de dólares al país, junto con una colonización de las carteras de inversión, han obligado al BCCR a comprar más de US$540 millones, con el fin de evitar una apreciación mayor.

Para lo que resta del año se espera que dicha tendencia continué y el déficit cierre a niveles cercanos a la mitad de lo que cerró en 2014, debido a que los precios de las materias primas se deberían de mantener bajos y, aunque aumentaran las salidas por pago de intereses de la deuda del gobierno, mucho será contrarrestado, al menos este año, por la constante mejora del área de servicios.