Este miércoles se dieron a conocer las minutas de la reunión del mes de abril de la Reserva Federal, el banco central de Estados Unidos. En su momento la reunión aportó poco a la conversación sobre el momento en que la entidad subiría tasas; sin embargo, las minutas de hoy dan una mejor idea de lo que los miembros de la entidad están esperando.

El documento señala que “pocos” de los miembros que toman la decisión se sentirían con la confianza necesaria para subir tasas de interés en junio, fecha que hace unos meses era la mejor estimación del mercado. Hoy nos damos cuenta que la mayoría de los que componen el comité necesitan ver una mejora en los indicadores económicos y dudan de que esta seguridad la tengan para la reunión de junio. Y un par, incluso, califican como insuficientes los esfuerzos actuales de la FED por mantener el crecimiento.

Datos recientes muestran que la economía estadounidense empezó el año con poca fuerza, algo que los miembros ven como transitorio y debido, principalmente, al invierno que afectó al país, así como a una huelga en los puertos, la cual incidió sobre la manufactura. Dicho lo anterior, la entidad piensa que este año se repetirá la historia de años atrás y que el crecimiento irá repuntando poco a poco.

Una razón adicional del atraso en la normalización de la política monetaria es la caída en la inflación, generada por la baja en el precio del petróleo y por la fortaleza del dólar. Frente a ese contexto, las minutas muestran que una parte de los miembros consideran que los efectos de tal situación pueden durar más de lo anticipado, ello implicaría que ven la inflación y el crecimiento afectado por tales factores por un periodo más largo.

Otro tema que se abordó está relacionado con los rendimientos de los bonos a largo plazo, las minutas muestran que algunos de los participantes de la reunión les preocupa el comportamiento que puedan tener una vez que la entidad realice su primer movimiento. Algunos consideran que se podría generar una subida en los rendimientos similar a la de 2013, cuando el entonces presidente Ben Bernanke comenzó a tocar el tema de la reducción del programa de compra de bonos, el cual estaba activo en esa época.

Los mercados tomaron de forma positiva esta noticia. Los índices accionarios mantuvieron las ganancias modestas que ya tenían, debido a que el documento respalda la idea de que la entidad no subirá tasas aún. El mercado se sigue posicionando en dos fechas para la primera subida: setiembre y diciembre. En Aldesa mantenemos diciembre como la fecha más probable.