El precio del barril de petróleo se mantuvo en un nivel cercano a los US$100 desde el 2011 hasta julio del año pasado, cuando presentó una de las caídas más grandes desde que se llevan registros. Esta baja se dio debido a un aumento en la producción de empresas estadounidenses, así como a una menor demanda; sin embargo, el disparador fue la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de no reducir su oferta, con el fin de mantener su participación en el mercado.

La idea de la OPEP era, y sigue siendo, sacar del mercado a las industrias que tienen costos de producción más altos, como lo son las nuevas tecnologías estadounidenses o la extracción a gran profundidad que hace Brasil. Esta estrategia ha sido exitosa en cierto sentido. Aunque no han logrado sacar del mercado a los estadounidenses, el número de perforaciones para extracción se han reducido de 1.609 en octubre a 679 hace una semana. La interpretación del mercado es que esto impactará pronto la producción.

Además de esta coyuntura, problemas geopolíticos en Libia y Yemen le han inyectado cierto nerviosismo al mercado, lo que aunado a mejores datos económicos en Europa hizo que el barril de referencia Brent se negocie alrededor de los US$66. Adicionalmente, cierta debilidad en el dólar ha ayudado a la recuperación.

¿Seguirá subiendo?

Este mercado es difícil de pronosticar, debido al impacto de factores políticos; no obstante, consideramos que un precio de US$70 reactivará la producción estadounidense, estableciendo un techo al precio. Recientemente EOG Resourses, una petrolera estadounidense, pronosticó un repunte importante en la extracción si el barril sube unos US$5 dólares más del nivel actual.

Ante esta situación la OPEP no recortará producción, de hecho, un reporte que se presentaría en la próxima reunión del grupo en junio, el cual se filtró a un periódico estadounidense, señala que el petróleo no llegará a los US$100 durante la próxima década, lo que evidencia que el grupo sigue viendo mucha competencia por parte de otros participantes.