La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) dio un paso adicional en su camino hacia una eventual subida en la tasa de interés de política monetaria, esto al quitar de su comunicado oficial la palabra “paciencia”, refiriéndose al sentir de la entidad ante la normalización de su política monetaria.

Sin embargo, esto no implica que la subida de tasas de interés de corto plazo sea inminente, de hecho el comunicado está formulado con la clara intención de decirle al mercado que una subida es probable, pero no aún.

La entidad dice explícitamente que no será en su reunión de abril, sino que necesitará ver “una mejora adicional en el mercado de trabajo y tener una certeza razonable de que la inflación volverá a su objetivo del 2% en el mediano plazo” antes de considerar normalizar su política monetaria.

Las proyecciones que acompañaron el comunicado muestran que 15 de los 17 miembros del comité que toman la decisión esperan subir tasas este 2015, pero revisaron sus proyecciones de que tan alto llegarán. De igual forma, bajaron su pronóstico de crecimiento y de inflación.

¿Cuál es nuestra lectura? Aunque quitaron la palabra paciencia, vemos posible una subida en el último trimestre de este año y no en el corto plazo. Claramente, la entidad aún tiene dudas sobre el momento oportuno y quiere ver que la recuperación sea sostenible.

El mercado tomó el anuncio de forma positiva. El índice Dow Jones, por ejemplo, estaba perdiendo hasta 140 puntos antes del anuncio; sin embargo, al analizar cuidadosamente el comunicado, la decisión de muchos fue comprar acciones, traduciéndose en un repunte de hasta 180 puntos, es decir, el rally fue de unos 300.

Aunque ya se colocó el último tracto de los eurobonos, este tipo de noticias es positiva para Costa Rica, debido a que continúa apoyando el crecimiento económico de Estados Unidos y mantiene las condiciones de liquidez en los mercados, facilitando así el fondeo internacional de bancos o entidades del país.