El Banco Central de Costa Rica (BCCR) se une a varios países que han optado por reducir sus tasas de interés, con el fin de incentivar el consumo y la inversión. Este miércoles la Junta Directiva de la entidad redujo en 25 puntos base su Tasa de Política Monetaria (TPM), llevándola al 4,5%; esta es la segunda reducción en lo que llevamos del año. Dicha tasa es el costo de los préstamos a un día de las operaciones del BCCR en el mercado de liquidez.

Ayer también se dio a conocer que la Tasa Básica Pasiva se rebajó a 7,10%, después de estar varias semanas en 7,15% (esta tasa es calculada por el BCCR y toma en cuenta el costo de fondeo en un periodo determinado). En Aldesa esperamos nuevas reducciones en este indicador, gracias a la decisión de bajar la TPM.

Menores tasas en colones pueden ayudar a incentivar el crédito en esta moneda, el cual ha perdido impulso en los primeros meses de este año contra el denominado en moneda extranjera. Ello, debido a que la estabilidad en el mercado cambiario eliminó temores de los costarricenses por endeudarse en dólares.

Además de incentivar el endeudamiento, y así promover el crecimiento económico, la baja en las tasas de interés podría desincentivar una potencial entrada de capitales (para beneficiarse del diferencial que existe entre los rendimientos internos y externos), aunque consideramos que el comportamiento actual del tipo de cambio obedece más a factores estacionales que a la entrada de capitales para especular.

Nuestros cálculos señalan que el premio por invertir en colones a 6 meses está en niveles cercanos a los de septiembre de 2013, es decir, unos 350 puntos base.