En los mercados internacionales el dólar estadounidense se encuentra en máximos no vistos durante años. El dólar se ha fortalecido contra monedas fuertes como el euro, pero también contra las de economías emergentes. El real brasileño, por ejemplo, ha caído a niveles no vistos en los últimos 10 años.

Sin embargo, en Costa Rica la realidad es otra. En las últimas semanas el colón se ha fortalecido con respecto al dólar; sólo en esta semana el tipo de cambio ha bajado unos ₡2 (este jueves el mercado mayorista cerró con un promedio de 534,04 colones por dólar). Tal situación es consistente con el comportamiento en las ventanillas de los bancos, las cuales se mantienen superavitarias, es decir, las personas y empresas están vendiendo más dólares de los que están comprando.

Ante esta mayor oferta, el Banco Central de Costa Rica (BCCR) ha optado por comprar dólares, bajo dos modalidades: el Plan de Acumulación de Reservas, el cual podría alcanzar hasta US$800 millones, y las compras para restablecer las necesidades del Sector Público No Bancario.

Dicho comportamiento está en línea con las expectativas de Aldesa. No obstante, durante los últimos días el tipo de cambio ha estado influenciado por factores estacionales, como el cambio de dólares para cancelar el pago trimestral del impuesto sobre la renta, que vence al cierre de este mes. Es por ello que los montos de negociación han sobrepasado el promedio diario; ayer jueves, por ejemplo, se negociaron unos US$37 millones en el Mercado Mayorista (Monex).

Por su parte, el Sector Público No Bancario se mantiene deficitario, es decir, demandando dólares; por lo que ese no explica la tendencia a la baja del tipo de cambio. De hecho, desde el 2 de febrero ha comprado al Central unos US$198 millones.

Esta apreciación del colón podría tener una implicación sobre la competitividad del sector exportador, ya que, la moneda local no solo se está fortaleciendo contra el dólar, sino que, indirectamente, con respecto a otras divisas.