Con poco más de tres semanas de implementado el sistema de flotación administrada, el tipo de cambio ha presentado una tendencia a la baja. Este miércoles el mercado mayorista cerró con un tipo de cambio promedio de ₡535,38 por US$, unos ₡4 por debajo del nivel en que cerró durante el mes de enero.

Durante la primer semana del nuevo sistema, el precio del dólar mostró presiones al alza, por lo que el Banco Central de Costa Rica (BCCR) intervino vendiendo dólares; sin embargo, desde el 11 de febrero la tendencia se revirtió y estas presiones se disiparon. De esta forma, la entidad monetaria comenzó a comprar dólares para fondear las operaciones que realiza con el Sector Público No Bancario. En términos netos, durante febrero, estas operaciones han tenido un efecto contractivo moderado sobre los agregados monetarios.

A la luz de este comportamiento a la baja, el BCCR compró este martes US$5 millones para el fortalecimiento de sus reservas, lo que puede ser la primer compra del programa de acumulación por US$800 millones, anunciado en el programa macroeconómico.

La tendencia corresponde a oscilaciones normales del mercado, ya que no se aprecian montos de negociación fuera de los normales; de hecho, en promedio, este lunes y martes se transaron unos US$13 millones. En el mediano plazo seguimos esperando que las presiones a la apreciación del colón se mantengan, como hemos comentado en otros reportes.