La caída del precio del petróleo es una noticia positiva para naciones como Costa Rica. Sin embargo, para muchos la caída no ha sido tan positiva, los precios de los bonos de países productores, así como de empresas en ese sector, bajaron considerablemente. Es por eso que muchos analistas están tratando de identificar un potencial piso, es decir, un nivel donde el precio del barril se mantenga o comience a subir.

Este martes el barril presentó una de las mayores alzas en meses, con la referencia de Texas pasando de los US$49 a US$53, después de una serie de anuncios respecto a cortes en inversión. BP, una petrolera, dijo que espera cortar gastos en US$20 billones. La idea es que estas reducciones en inversión comiencen a disminuir el exceso de oferta que existe y que presionan los precios a la baja.

Adicionalmente, el mercado está asimilando las declaraciones del Secretario General de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), quien considera que el crudo ha encontrado un nivel mínimo y espera una recuperación del precio.

No obstante, muchos analistas consideran que aún es prematuro señalar que la caída ha terminado. Datos anunciados este miércoles por la Agencia de Energía de Estados Unidos muestran reservas de petróleo no vistas en más de 84 años; ello porque las empresas de ese país siguen extrayendo petróleo, debido a que tienen que hacer frente a sus deudas, por lo que necesitan vender para obtener liquidez, aunque sea a estos niveles.

Hoy, gracias a esa noticia, el barril de petróleo devolvió mucha de la ganancia de ayer martes; sin embargo, de mantenerse en el rango de $40 a $50 por unas semanas más, si se podrá hablar de un piso. En el futuro próximo, cuando la Eurozona comience a mostrar una mejora y estos cortes en la inversión comiencen a tener efecto, el crudo debería de subir, pero por el momento el mejor pronóstico es que el proceso será lento.