Uno de los eventos más importantes en los mercados internacionales se llevará a cabo este jueves, cuando el Banco Central Europeo (BCE) anuncie los detalles de su tan esperado programa de compra de bonos para países miembros de la Eurozona. La mayoría de inversionistas concuerdan con el anuncio de un plan de este tipo; sin embargo, los detalles serán claves para la reacción que tenga el mercado.

Uno de los puntos importantes será el monto de las compras, este miércoles el periódico Wall Street Journal informó que lo más probable es que se revelen compras de 50 billones de euros mensuales, unos 58 billones de dólares, en un periodo de uno a dos años. De esta forma, el programa podría superar el trillón de euros (1,3 trillones de dólares).

Igualmente relevante será la calificación de riesgo mínima para comprar, es decir, si se decide solo comprar bonos calificados como grado de inversión, Grecia y otros países quedarían por fuera, lo cuál no sería muy bien recibido por los mercados. Otro aspecto importante es la proporción de las compras, acá lo más probable es que se compre según el peso de cada país sobre la economía de todo el grupo económico.

Esta situación, de mayor liquidez y tranquilidad en los mercados de deuda, ha sido aprovechada por países como Republica Dominicana y Colombia, los cuales han salido a colocar bonos en los mercados internacionales. Dicho contexto también presenta una coyuntura favorable para la colocación de bonos de Costa Rica, la cual se espera para esta primera parte del año.