El programa macroeconómico del Banco Central de Costa Rica (BCCR) se presenta dos veces cada año, y es uno de los documentos más esperados; ya que contiene, no solo las proyecciones económicas de la entidad, sino también porque en algunas situaciones se ha prestado para informar ajustes en la política monetaria.

En Aldesa consideramos que los siguientes serán los puntos a los que hay que prestarles más atención:

Régimen Cambiario. Desde hace unos años los analistas económicos y financieros han estado esperando el momento en que se anuncie un cambio en esta área, básicamente, la eliminación de las bandas cambiarias y, por lo tanto, la flotación administrada del tipo de cambio.

En entrevistas recientes, el presidente del órgano monetario, Olivier Castro, ha reducido la relevancia actual de las bandas; además, comunicados oficiales de la entidad señalan que “es preciso definir qué ajustes requiere el actual régimen”. El programa macroeconómico podría ser la plataforma para anunciar algún cambio, por lo que es uno de los puntos a observar atentamente.

Crecimiento económico. En este frente se han dado ajustes positivos y negativos. Por una parte, la desaceleración económica en los últimos meses del 2014 se debió a factores adicionales a la salida de la planta de manufactura de Intel. Asimismo, el Central ha externado su preocupación por la lentitud en la implementación de proyectos de infraestructura pública.

En términos positivos, la caída en el precio de los combustibles reducirá la inflación y mejorará el ingreso disponible de las personas. De esta forma, será interesante conocer el punto de vista del BCCR sobre dichos factores y respecto a cuál incidirá más este 2015.

Déficit Fiscal. El 2014 cerró con un déficit menor al pronosticado, por lo que el ente podría modificar su expectativa para este y el próximo año. Dicha variable puede tener incidencia en la colocación de deuda en mercados internacionales, la cual se espera para las próximas semanas.

Inflación. El impacto de la caída del petróleo será un tema en el documento. Es muy probable que la entidad informe que la inflación entrará al rango meta en el corto plazo.

Déficit de Cuenta Corriente. El efecto de los menores precios de los combustibles reducirá la factura petrolera, con ello, es de esperarse una disminución en el pronóstico de este déficit.