A pesar de haber cambiado la forma en que las personas escuchan música o cómo se comunican, y ser una de las empresas más reconocidas a nivel mundial, Apple continúa sorprendiendo al mercado. Este martes anunció su mejor trimestre en la historia, con ingresos que superaron los US$ 75 billones.

La compañía comunicó que las ventas superaron los 74,5 millones de iPhones, lo que representa ventas de 34 mil teléfonos cada hora durante todo el trimestre. En la llamada a inversionistas, el CEO de la firma, Tim Cook, dijo que la “demanda por iPhones fue sorprendente”. Esto es aún más asombroso si se toma en cuenta la competencia que enfrenta la firma, así como a el rumor inicial de que su más nuevo dispositivo se doblaba.

Dichos números hicieron que reportara ganancias de US$3,06 por acción, cifra superior a los US$2,60 que esperaban los analistas que siguen a la empresa. De esta forma, la acción subió considerablemente de precio, alcanzando máximos históricos.

Hacia futuro, Cook comentó que en abril comenzarían a realizar los envíos del iWatch, el primer producto nuevo desde el iPad presentado unos años atrás y que revolucionó el mercado de computadoras portátiles a nivel mundial. Este reloj aparece en un momento donde la atención estará centrada en empresas que produzcan dispositivos que la gente pueda usar y ayuden en el día a día. El producto les permitirá incursionar más en “apps” médicos y en los sistemas de pagos electrónicos, que son dos de las apuestas a mediano plazo de la manzana mordida.