El Índice de Precios al Consumidor (IPC), calculado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), muestra una desaceleración mensual durante el mes de octubre, al igual que lo hizo en setiembre. Básicamente los precios se redujeron en un 0,29% para alcanzar una variación interanual del 5,7%, es decir 0,7% por encima del rango meta del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

Las razones detrás de este comportamiento son varias, pero principalmente la caída que han presentado las tarifas de la electricidad. Hay que recordar que los meses de setiembre y de octubre han venido acompañados por un aumento en las lluvias, lo que permite aumentar la generación vía plantas hidroeléctricas.

A pesar de este desempeño, aún los agentes económicos esperan niveles de inflación más altos, lo que queda reflejado en las encuestas de expectativas que realiza el BCCR. Sin embargo, estas ya han comenzado a reaccionar, de hecho, a octubre esperan una inflación interanual del 6,5%, ligeramente inferior al promedio de respuestas del mes anterior (6,8%).

La estabilidad que ha presentado el tipo de cambio es otra de las razones detrás de este comportamiento y se evidencia, en parte, en la reducción de los precios de los alimentos. Adicionalmente, la caída del precio del petróleo en los mercados internacionales debería de comenzar a reflejarse en los próximos meses.