La Tasa Básica Pasiva (TBP) alcanzará el nivel de 7% a partir de mañana jueves, pues en su cálculo semanal el indicador resultó en 6.98% y por redondeo ha de ajustarse hasta 7%. La última vez que dicho índice se ubicó en esa cifra fue en marzo de 2013.

Desde que el Banco Central subió su Tasa de Política Monetaria (TPM) en marzo, la TBP ha pasado de 6.45% a 7.00%.

El aumento en la TPM encarece el costo de la liquidez y provoca más competencia por fondos en los plazos cortos y medianos de la curva de rendimientos. El ascenso en esta tasa se dio paralelo con las tasas de captación del Central Directo, que se usan como referencia para las inversiones de corto y mediano plazo.

Asimismo, tal encarecimiento de la liquidez (que tenía como objetivo controlar expectativas inflacionarias derivadas de la devaluación) se ha dado en un momento en que la actividad económica empieza a repuntar tras un frío primer bimestre, por lo que se presiona al alza a las tasas de interés.

Para este cálculo, el grupo que presentó un mayor incremento en las tasas pagadas por ahorros fue el de los Bancos Comerciales Privados, que explican el 17.5% de la variación en la Tasa Básica. El resto de sectores tuvo cambios poco significantes.