El índice de actividad económica mostró un mejor crecimiento para las industrias nacionales durante marzo en comparación a los meses previos, para los cuales se registró una corrección a la baja. La tasa de crecimiento de la actividad económica al cierre de marzo fue de 3.34%.

A nivel de sectores, los servicios de intermediación financiera y seguros, medidos directa o indirectamente, presentaron un agresivo crecimiento durante el primer trimestre; en el caso de los servicios financieros y seguros, el crecimiento promedio del trimestre es de 9.9%, y en el de los servicios medidos indirectamente, el avance medio es de 13.2%.

De acuerdo con el Banco Central de Costa Rica (BCCR), la mayor colocación de crédito y captación de ahorros, además del aumento de comisiones por cambio de divisas y tarjetas de crédito, explican el comportamiento alcista de la actividad.

La industria manufacturera, presentó mejores indicadores en marzo aunque su tasa de crecimiento, de 2.35%, continua siendo baja.

A nivel de Zonas Francas y Régimen Definitivo, las primeras presentan una tasa de crecimiento interanual de 3.24%, la cual se ha mejorado en los últimos meses; mientras que el Régimen Definitivo muestra un índice de crecimiento de 0.57%, perdiendo parte del impulso que presentó en el último trimestre.

De las ocho categorías que se incluyen en el Régimen Definitivo, cinco presentan variaciones interanuales negativas desde hace más de un año.

La industria agropecuaria continúa mejorando en la medida en que los productos exportables también lo hacen. En marzo alcanzó un crecimiento interanual de 3.67%, la mejor tasa desde noviembre 2012.

El sector construcción alcanzó un crecimiento de 4.4%, mejorando gracias al repunte en la construcción con destino público, principalmente, en tanto que la construcción con destino privado presenta un desempeño estable.

Hotelería y comercio también continuaron creciendo durante marzo.