El grado de variación exhibido por el tipo de cambio se redujo relativamente durante esta semana, en comparación al comportamiento de las dos semanas previas.

Los volúmenes negociados en ventanillas y en el mercado de dividas (MONEX) durante la semana han sido menores, y se aproximan poco a poco a los montos de negociación promedio que registraban estos mercados en los meses previos al ajuste de febrero y de la primera quincena de marzo.

Así, por ejemplo, el rango entre el tipo de cambio más bajo negociado en Monex y el más alto en la semana pasada fue de ₡60.25, pues el tipo de cambio varió entre ₡520.00 y ₡580.25. Durante esta semana, el tipo de cambio se ha cotizado entre ₡533.00 y ₡550.45, en un rango de ₡17.45.

En Monex la semana pasada se transaron $173 millones, para un promedio de $35 millones (el promedio diario de todo el 2013 es de $17,5 millones), mientras que en esta semana, al mediodía del viernes, se han transado $90 millones, para un promedio diario de $18 millones.

En las ventanillas de los bancos los montos ofrecidos y demandados por la generalidad de los consumidores han disminuido, y entre el lunes y el miércoles se registró un superávit de venta de dólares por un monto de $36 millones.

El ritmo de compras del Sector Público No Bancario también se aprecia más ordenado, con un monto diario promedio de $10 millones en las últimas dos semanas. Así también, la participación del Banco Central como vendedor de dólares ha sido requerida en un menor número de ocasiones. Esta semana su participación fue por $3.8 millones.

El tipo de cambio se ha mantenido presionado al alza durante la semana, pasando de ₡541.48 a ₡549.21, lo que significa una depreciación acumulada de 9.1% para el año.