La creación total de empleos en Estado Unidos durante febrero fue de 175 mil plazas. Este dato sobre pasó los 149 mil empleos que esperaba el “consenso” del mercado, un número modesto explicado por la presencia de tormentas invernales durante el mes, que en varias ocasiones paralizaron el transporte y la producción de regiones enteras, especialmente en la costa este.

Los empleos relacionados directamente con la producción de bienes crecieron en 21 mil, los cuales se subdividen en 15 mil puestos en el área de construcción y 6 mil en manufactura.

La economía de servicios aportó 140 mil empleos, donde las principales áreas de contratación fueron en servicios a las empresas, educación, salud y entretenimiento.

Los sectores de transporte, almacenamiento, ventas minoristas e información fueron destructores netos de empleos.

El Gobierno aportó 13 mil puestos de trabajo, tras haber destruido 2 mil en los seis meses previos. Estos números muestran que los ajustes en empleo en el sector público se han moderado en Estados Unidos, lo que cuales se empezaron a registrar como parte de una serie de medidas cuyo objetivo era disminuir el déficit fiscal que amenazaba la estabilidad financiera del país. En los 3 años previos el Gobierno destruyó 355 mil plazas.

Los efectos del clima quedaron plasmados en la cantidad de colaboradores que no fueron al trabajo por el clima, 601 mil, y en la cantidad de horas semanales trabajadas, que cayeron de 34.3 a 34.2.

Así mismo, 6.9 millones de personas laboraron menos de la jornada semanal completa, el dato más alto desde 1978 en que se empezó a registrar.

El desempleo aumentó de 6.6% a 6.7% debido a la mayor participación de estadounidenses dentro la fuerza laboral durante febrero.

A pesar de los datos mejores a lo esperado, y la cercanía de la tasa de desempleo al “Benchmark” de la FED, de 6.5%, analistas internacionales de inversiones sugieren que a menos que se empiece a crear empleos mensuales por encima de 240 mil en la primavera, la primera subida en la tasa de fondos federales debería ubicarse después de abril 2015.