Los índices accionarios de Estados Unidos empezaron este miércoles a la baja después de ubicarse la semana anterior en máximos históricos.

La principal razón radica en que China anunció un crecimiento esperado de 7.5%, el más reducido desde 1990.

De acuerdo con Bloomberg, durante el pasado fin de semana los datos de las exportaciones de ese país fueron los más bajos desde el 2009, y la inflación registrada en febrero fue también la menor en 13 meses, lo que hace dudar al mercado de la meta de crecimiento planteada.

Así mismo, el menor desempeño de China impacta la rentabilidad de las refinadoras asiáticas, cuyos precios en bolsa han tenido significativas caídas en los últimos meses.

Para complicar más el ambiente, una empresa local de paneles solares, Chaori Solar, anunció este 4 de marzo que no podía hacerle frente a los pagos de intereses del cupón de un bono emitido por la empresa, y que solo podía pagar Y4 millones, en vez de los Y89.8 millones del cupón del bono. Este anunció significa el primer “default” en los mercados internacionales de una empresa China.