El Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) marcó su punto más alto para al cierre de agosto, alcanzando una variación interanual de 4.01%.

Desde mayo las exportaciones de Zonas Francas han mostrado un importante repunte, lo que ha impulsado a los indicadores nacionales de actividad económica. Tal fenómeno se aprecia en la trayectoria del índice IMAE con Zonas Francas y sin estas, donde a partir de mayor el primero empieza a repuntar mientras que el segundo permanece estable.

El índice de actividad de la industria manufacturera marca un crecimiento interanual a agosto de 7.98%, dejando atrás los meses de contracción económica que llevaron a esta industria a registrar una contracción de hasta -1.3% en marzo.

Descomponiendo el Índice de Manufactura se observa un crecimiento interanual de 17.7% en la actividad de Zonas Francas, mientras que el régimen definitivo muestra un avance de 0.14% y en general sus números a lo largo de este año describen una industria en estancamiento y consistente con las distintas encuestas nacionales de Confianza del Consumidor y de los Empresarios.

De acuerdo a los datos de producción manufacturera de Estados Unidos y el buen momento que atraviesa la industria automovilística en ese país, consideramos que los buenos números de Zonas Francas se mantendrán durante los próximos meses, siempre y cuando se alcance un acuerdo sobre la deuda de Estados Unidos antes de este miércoles, como creemos que sucederá.

El sector construcción ha perdido dinamismo durante el año, y ha pasado de un crecimiento interanual a ritmos superiores al 5% en los dos primeros meses del año, a un actual 2.50%. Según los datos del Banco Central, tal desaceleración es explicada principalmente por una marcada caída en la construcción pública, a su vez explicada por temas presupuestarios.

Así mismo, los datos mensuales de producción de agosto muestran que el sector de electricidad y agua se une al de agricultura para ser los únicos dos que se encuentran en un estado de contracción económica.