Después de un largo periodo de relativa estabilidad, esta semana observamos en el escenario económico 3 señales de que tal período puede estar llegando a su fin.

El cálculo semanal de Tasa Básica Pasiva (TBP) quedó en 6.55%, pero esto gracias a su redondeo, el verdadero cálculo pasó de 6.53% a 6.57%. Los Bancos Públicos mantuvieron sus tasas de captación en 6.06%, pero los privados las subieron de 6.75% a 6.86%. Las Cooperativas subieron las suyas de 8.48% a 8.63% y las Mutuales de 5.95% a 6.01%.

Según datos de Sugef, el crédito en colones empezó a repuntar a partir de junio entre los bancos públicos, y de mantenerse tal tendencia, podría empezar a ejercer presión al alza sobre las tasas de interés, especialmente en un escenario donde el Gobierno ha de acudir más al mercado bursátil nacional para financiar su siempre creciente déficit fiscal.

La segunda señal observada se refiere a las indicaciones del Ministerio de Hacienda para su subasta de bonos en colones del próximo lunes y a la reciente caída en los precios de mercado de los bonos de más largo plazo.

Después de varios meses de mantener indicaciones de precios y rendimientos estables, las indicaciones para la próxima subasta vienen en el caso de un bono con precios por debajo a los de mercado, y para los otros bonos convoca precios máximos a asignar más bajos, esto debido a que en las últimas subastas no logró captar recursos por medio de la venta de esos bonos.

La tercera razón, y la más importante, tiene que ver con el déficit fiscal. Como hemos indicado a lo largo de los últimos dos años, el crecimiento de este déficit es alarmante, y su camino propuesto para el próximo año deja al Gobierno en necesidad de buscar una cantidad de dinero significativa dentro del mercado nacional para financiarlo.

Adicionalmente, para pagar el vencimiento del bono de deuda externa de marzo del 2014 Costa Rica deberá ir a vender bonos al mercado internacional durante el primer trimestre del año, y el resto de la colocación no le alcanza para cancelar la totalidad de sus deudas durante todo el 2014 y atender la creciente carga por intereses por deudas asumidas en periodos anteriores.

La Contraloría de la República y el Ministerio de Hacienda ya han alertado al mercado sobre los riesgos del actual déficit fiscal, cuya tendencia solo puede llevar a un escenario de tasas de interés al alza durante el 2014.

La magnitud de la subida en las tasas de interés dependerá de las expectativas. Si existe en el ambiente una Reforma Fiscal con probabilidades de ser adoptada, la subida en las tasas sería transitoria, si no contamos con una propuesta de Reforma Fiscal ni voluntad para adoptar medidas correctivas, la magnitud del alza será amplia y durará mientras perdure la incertidumbre.