Los datos del comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB) y sus componentes para el cierre de junio describen una leve mejora en la producción nacional, explicada principalmente por un avance en las exportaciones de las zonas francas.

El crecimiento del trimestre respecto al mismo del año pasado fue de 2.9%, algo mejor al 2.6% registrado en los primeros 3 meses del año. El crecimiento anualizado del segundo trimestre respecto al primero fue de 4.2%, mejorando desde el 3.2% registrado en el primer trimestre del año.

De los componentes de la Producción Interna, el Gasto de los Hogares sigue exhibiendo bajos ritmos de crecimiento trimestral, solo comparables con los mostrados en el año 2009, cuando la economía era golpeada por los efectos de la última recesión económica.

Así mismo, la inversión muestra el avance trimestral más bajo desde el 2009, dato consistentes con los bajos niveles de confianza que registran las distintas encuestas económicas.

Las exportaciones es el rubro que muestra el mejor repunte, y tal dato ya se observaba en las cifras de exportaciones de Procomer, que para el término del segundo trimestre mostraba un crecimiento trimestral de las exportaciones de Zona Franca de 11.96% respecto al monto exportado en el primer trimestre. Las exportaciones de regímenes tradicionales muestran una caída del 1.75% para el mismo periodo.

La buena noticia es que mientras Estados Unidos continúe teniendo unos sobresalientes datos de ventas de automóviles y producción manufacturera, es de esperar que las ventas de Zonas Francas mantengan un ritmo positivo.

Respecto a los datos de Balanza de Pagos, se aprecian menores ingresos al país de dólares de Inversión Extranjera Directa, que por sí solos no hubieran podido cubrir el déficit de Cuenta Corriente.

Lo interesante del caso es que el déficit de Cuenta Corriente fue sobradamente cubierto por la Cuenta de Capitales, pero si el Gobierno no hubiera traído los $1,000 millones correspondientes a la venta de bonos en el extranjero, el saldo de esta cuenta tampoco hubiera cerrado el faltante de la Cuenta Corriente.

También es positivo el hecho de que la cuenta de “errores y capital no determinado” presenta un saldo de $15 millones, dato bastante bueno comparado con los trimestres anteriores, por más de $190 millones.