Los mercados accionarios mostraron hoy su disgusto hacia la falta de acuerdo en el Senado estadounidense para terminar con el cierre parcial del Gobierno, que ya acumula 15 días, y la incertidumbre respecto al aumento del techo de la deuda.

Después de varios días de progreso, las negociaciones en el Senado se estancaron hacia el mediodía, y a menos de 24 horas para el término del financiamiento disponible por el Gobierno para hacer frente a todas sus obligaciones, todo mientras los efectos negativos sobre la economía ya se empiezan a sentir.

Según una encuesta de Goldman Sachs Group, dos de cada cinco estadounidenses han cortado su consumo debido a la incertidumbre del cierre gubernamental. El impacto ha sido más evidente en el grupo de ingresos bajos, en la categoría de $35 mil o menos por año, donde el 47% dijo que disminuirá más sus gastos.

También la encuesta de Confianza del Consumidor de la Universidad de Michigan tuvo una caída en su lectura de octubre, pasando de 77.5 a 75.2, consecuencia del cierre del gobierno, que afecta directamente a 800 mil trabajadores federales.

El desacuerdo político llegó en un momento en que los indicadores de producción manufacturera, de servicios, los de confianza y consumo se mostraban al alza, y muchos analistas consideran que tal acuerdo opacó el buen ritmo y “momento” que exhibía la economía y temen que el descontento se extienda y arruine la temporada navideña.