El aumento en el costo de los bienes regulados continúa presionando al alza al nivel general de precios de la economía. En setiembre el aumento en la inflación estuvo relacionado al aumento en el precio de la gasolina principalmente.

De acuerdo a los datos del Central y el INEC, el aumento en setiembre de los precios de los bienes y servicios regulados fue de 0.61%, el aumento más alto de los últimos 5 meses, mientras que los precios de los bienes no regulados registraron en setiembre una disminución de 0.01%.

De esta forma, mientras que el aumento interanual del nivel general de precios llega a 5.37%, el aumento entre los bienes regulados es de 11.7% y para los no regulados el aumento es de 3.7%.

De los artículos que registraron aumentos más pronunciados durante el mes, el INEC menciona la gasolina, el casado, la papaya, el transporte en taxi y la leche.

A nivel de categorías, el grupo de entretenimiento y cultura, prendas de vestir y calzado y alimentos y bebidas no alcohólicas, presentaron un descenso en sus precios, típico del mes de setiembre en que muchos comercios ofrecen rebajas para liquidar sus inventarios antes del cierre fiscal mientras que otros lo hacen por ser temporada baja para los flujos de turismo.

Durante este año los precios de la Canasta Básica han aumentado en 3.8% y existe una amplia probabilidad de que el aumento termine dentro de la meta inflacionaria del Banco Central, que es un rango entre 4% y 6%.

La dificultad en esta área ha sido, sin duda, la distorsión dentro de las expectativas de los consumidores producto de los ajustes al alza de muchas tarifas de servicios y bienes regulados por el Estado.

Pues aunque la inflación está en niveles bajísimos para aquellos bienes no regulados (3.7% interanual) y para el grupo de bienes transables (1.6% interanual) para sus contrarios regulados ha sido muy alta (8.25% en este año y 11.7% interanual) y esto ha hecho que las expectativas de inflación permanezcan altas, e incluso en setiembre subieron de 6.2% a 6.4%, esto a pesar de que el consumo interno crece a niveles similares a los registrados en el año 2009.