Los datos económicos de Estados Unidos continúan describiendo mayores niveles de optimismo y buen crecimiento económico.

El índice de precios nacionales de casas, llamado Case Shiller, mostró que durante junio los precios de las mismas continuaron subiendo, llegando a un precio promedio para una casa residencial de $159,540. De esta forma los precios han subido 12.07% en los últimos 12 meses en las 20 principales ciudades de Estados Unidos.

Aunque la velocidad de los aumentos en los precios se ha normalizado, todavía los mismos indican que la demanda permanece fuerte a pesar del reciente incremento en tasas de interés, y este hecho se explica por la demanda que quedó cautiva en los años de recesión económica y que ha recobrado su confianza en la economía.

Este último supuesto, se fortaleció más esta mañana, al conocerse el dato de la Universidad de Michigan respecto a la confianza del consumidor de agosto, la cual inesperadamente subió más, llegando a 81.5 desde 81. El alza en el valor de las casas aumenta la riqueza familiar y ya son casi dos años y medio de aumentos sostenidos en el empleo.

Para culminar las noticas del día de forma positiva, el índice manufacturero de la región de Richmond también sorprendió fuertemente al alza.

A pesar de todas las buenas noticias, las acciones estaban cayendo debido a la valoración de un escenario complicado y con mayor incertidumbre ante el reconocimiento del uso de armas químicas en Siria.