Como hemos mencionado recientemente, la subida en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos ha desencadenado una oleada de ventas de bonos denominados en dólares, que ha golpeado primero a los bonos costarricenses negociados internacionalmente, pero que recientemente también ha empezado a incidir en los precios de los bonos negociados en el mercado interno.

Desde su punto más bajo en mayo, el bono del Tesoro ha pasado de 2.80% a rozar hoy 3.43%, y el bono de 10 años, de 1.62% a 2.29%. Estos aumentos han hecho que el resto de bonos vean sus precios bajar para ajustar sus rendimientos al alza y mantener sus premios relativamente estables.

El reconocido inversionista, M. El-Erian de PIMCO, ha explicado básicamente con 4 razones, publicadas por Business Insider, porqué los precios han caído tanto y parecen no encontrar piso:

– Mayor volatilidad en los precios obliga a fondos de inversión a reducir sus activos para cumplir con topes relacionados al “valor en riesgo” (Var por sus siglas en inglés).
– Inversionistas que incursionaron en mercados nuevos tratan de volver a sus “activos conocidos” o nacionales y no logran hacerlo de forma ordenada.
– Salidas netas de los fondos de mercados emergentes.
– Una reducida disposición por parte de dealers de actuar como creadores de mercado o mantener inventarios.

La pregunta, según el economista mencionado, es si esto es temporal o será un ajuste más largo; sin embargo, considera que en el inmediato plazo es probable que la liquidez continúe “dislocada”, es decir, aunque hay liquidez en el sistema financiero, existe una falta de contrapartes. En el mediano plazo, recomienda buscar oportunidades atractivas de inversión.

En este proceso, los bonos de Costa Rica y el ICE que circulan en el mercado internacional han experimentado caídas significativas a lo largo de toda la curva.

El bono al 2043 del ICE ha pasado de 102.00 a 90.80. El que tiene vencimiento al 2021, ha pasado de un precio de 114.50 a mediados de mayo, a uno de 108 esta mañana.

Con la misma intensidad han caído los bonos soberanos ticos y estos, a su vez, están provocando sensibles bajas en los bonos negociados en el mercado interno con su consecuente subida de rendimientos.