Luego de que el año pasado el gobierno accediera a financiamiento externo por medio de la emisión de eurobonos, los inversionistas nacionales han entendido que para poder comprar bonos del Gobierno tienen que hacerlo a través de ofertas con precios significativamente más altos que los que prevalecían en el 2012.

Si bien los bonos de deuda externa son en dólares, disponer de esos fondos en vez de pedir prestado en colones a altas tasas en el mercando nacional le ha significado un gran ahorro al Gobierno y desde noviembre las tasas han descendido de forma importante.

La subasta de bonos de deuda interna en colones realizada ayer tuvo una fuerte participación por parte del mercado, que si bien ofreció sus recursos pidiendo tasas más bajas que las del año pasado, el Gobierno decidió dejarlos pasar, enviando señales de que todavía cuenta con recursos para pagar sus gastos, por lo que aquellos inversionistas que aún deseen comprar sus bonos deberían ofrecer en las próximas subastas a precios todavía más altos.

Para el nuevo bono subastado con vencimiento al 2023 el monto ofrecido por el mercado llegó a ₡114 mil millones, ofrecidos con un rendimiento promedio de 10,04%. De este monto, el Gobierno solamente tomó ₡16 mil millones, con un rendimiento de 9,89%.

El bono al año 2016, que tenía un precio de mercado de 103.42, fue comprado en la subasta a un precio de 105,18 y su rendimiento bajó de 9,40% a 8,80%.  Del bono al año 2018, el Gobierno tomó ₡15 mil millones, con un rendimiento asociado de 9,3%, mientras que su rendimiento oficial era de 9,52%.

En general, en los últimos 3 meses las tasas de la deuda interna del Gobierno han bajado considerablemente, pero especialmente las tasas de interés de mediano y largo plazo.

Si bien para el Gobierno los beneficios de ese movimiento a la baja en la estructura de tasas de interés son significativos, especialmente porque colocar nueva deuda es más barato en relación con las tasas prevalecientes durante la mayor parte del 2012, este beneficio no es percibido enseguida por la mayoría de las personas.