Pareciera que la nueva metodología para calcular la tasa básica pasiva (TBP), uno de los indicadores más importantes para la economía local, sumado a otros factores, como las medidas de control de capitales recientemente anunciadas, están comenzando a dar sus frutos.

El Banco Central de Costa Rica informó hoy que la tasa bajó de 8.9% a 8.6%, cifra en que se ubicará a partir de mañana jueves. La TBP es un indicador promedio de las tasas de captación que ofrecen las entidades financieras a plazos de 150 a 210 días.

Si bien es cierto que desde que comenzó a utilizarse el nuevo cálculo la tasa ha mostrado una clara tendencia a la baja, ya desde finales de octubre, mes en que alcanzó 11%, el máximo del año, el indicador había comenzado a bajar lentamente, por lo que otros factores, además de la metodología, podrían atribuirse a la reducción.

¿Qué elementos podrían estar ejerciendo esta menor presión?

En primer lugar, desde que el Gobierno captó $1.000 millones en el mercado internacional, la participación de éste en el mercado local no ha sido tan fuerte como en el primer semestre del 2012.

Adicionalmente, en las últimas dos semanas el gobierno ha anunciado su interés en reducir las tasas de interés con el fin de desincentivar la entrada de capitales golondrina al país. De esta forma el gobierno ha modificado su comportamiento en las subastas y por otra parte el central ha reducido las tasas de su facilidad Central Directo.