La confianza del consumidor en el desempeño de la economía estadounidense se redujo inesperadamente en enero, según informó la Universidad de Michigan y Thomson Reuters, quienes calculan el indicador.

El índice bajó a 71.3, el dato más bajo desde diciembre de 2011, luego de haberse ubicado en 72.9 el mes previo.