La venta de casas existentes en Estados Unidos se redujo inesperadamente en diciembre, en momentos en que la oferta de este tipo de viviendas es la más baja en la última década.

A pesar de la reducción de 1% respecto al mes anterior, fue el segundo dato más alto desde noviembre 2009.  Incluso con la  disminución registrada en diciembre, en todo el 2012 se vendieron 4.65 millones de casas, la mejor cifra desde 2007 y una señal de que el mercado de bienes raices de EE.UU. sigue en la senda de la recuperación.