Desde hace más de una semana el tipo de cambio ha estado ubicado en el límite inferior del sistema de bandas cambiarias. Para defender dicho límite, el Banco Central ha tenido que comprar $53 millones, para lo cual ha tenido que desembolsar el equivalente a 26.5 mil millones de colones. Con la llegada del pago de planillas de fin de mes y más vendedores que compradores en el mercado, dudamos de que el tipo de cambio logre despegarse del piso de la banda en lo que queda del mes.

¿Qué significa esto? 

Significa que el Banco Central tendrá que defender aún más dicho límite emitiendo más colones, lo cual puede poner en peligro sus metas de inflación. Para retirar del mercado esta emisión de colones tendría que captar dichos recursos ofreciendo tasas más altas,  lo que presionaría aún más las tasas en el mercado. Esto ampliaría el diferencial entre las tasas en colones y en dólares, favoreciendo la llegada de inversiones del exterior y ejerciendo así más presión a la baja en el tipo de cambio.

Pareciera que el Banco Central enfrenta un gran dilema y conforme pasen los días defendiendo la banda habrá que cuestionarse si está dispuesto a emitir tal cantidad de colones o sí será más conveniente soltar el piso de la banda y que sea el mercado el que defina el precio del dólar.

Usted qué opina? Debería el Central liberar el tipo de cambio y dejar que la oferta y la demanda definan el precio?