Actualmente los términos de moda en el mercado financiero son “incertidumbre”, “volatilidad”, “riesgos”, entre otros. En el adagio popular, lo podemos resumir en la siguiente expresión: “es mejor mantener el dinero debajo del colchón mientras se aclara el panorama”.

Los mercados siempre  se  enfrentarán a ciclos turbulentos, por lo que es importante mantener el dinero invertido, ya que los recursos que se mantienen ociosos perderán rentabilidad en el tiempo.

Una manera de equilibrar la balanza entre la incertidumbre y la búsqueda de un mayor  rendimiento se logra por medio de vehículos de inversión llamados Fondos de Liquidez o de Mercado de Dinero. Estos instrumentos se forman a partir de la suma de aportes de una pluralidad de inversionistas individuales.

¿Qué ventajas ofrecen estos instrumentos de inversión?

1)      Accesibilidad: Le permite al pequeño inversionista acceder a una gama de títulos a precios, rendimientos y calidades crediticias que de manera individual no podría hacerlo.

2)      Libertad para entrar y salir: El inversionista decide cuánto tiempo quiere mantener sus recursos en el fondo de inversión.

3)      Bajo Riesgo: La cartera estará conformada por activos de corto plazo, lo que permite lograr pequeñas rentabilidades sobre el flujo de caja.

4)      Diversificación: Los gestores de inversión tratan de diseñar portafolios que incluyan diferentes sectores, emisores y países, con el objetivo de lograr un mayor control de los riesgos.

Decídase a invertir hoy, ya que el costo de oportunidad de mantener dinero ocioso le puede generar menores ganancias en un corto plazo.

Conozca nuestro Glosario Bursátil para aprender nuevos términos.