Los datos más recientes de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) muestran que las elevadas tasas de interés en colones han incentivado la demanda por crédito en dólares.

Al mes de abril, la cartera total de crédito real en moneda nacional ha crecido apenas 8,8% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que la cartera en moneda extranjera en el sistema bancario se ha expandido 17,4%.

En el caso de la cartera en dólares, la misma crece a tasas de 19,7% en los bancos públicos y a tasas del 16% en los bancos privados. Asimismo, en un año, los bancos públicos le han ganado un 1% de participación a la banca privada en otorgamiento del crédito en dólares.

Actualmente la cartera crediticia total en moneda extranjera se distribuye así: 62,9% los bancos privados y 37,1% los bancos públicos.

Por su parte, los más recientes datos de expectativas de devaluación del Banco Central continúan mostrando que los agentes económicos no prevén una variación importante en el comportamiento del tipo de cambio y en promedio esperan que, en 12 meses, el tipo de cambio esté alrededor de ¢520, a partir del promedio de hoy de MONEX, de ¢500,9.

Esta certeza en el valor del tipo de cambio ha llevado a las personas a demandar créditos en moneda extranjera sin mayor preocupación por sus cuotas futuras y valorando únicamente la diferencia con las tasas de interés en colones.

Afortunadamente, a pesar de consecuencias no deseables como el aumento del endeudamiento externo del país, la dependencia de las líneas de crédito de la banca privada principalmente y una población más vulnerable al tipo de cambio, el acceso al crédito en dólares ha suavizado el impacto del déficit fiscal sobre la actividad económica, específicamente en las áreas mencionadas, y no ha paralizado la recuperación del sector de construcción.