En enero el índice de indicadores económicos de Estados Unidos creció por cuarto mes consecutivo, reforzando las señales de recuperación en la actividad económica de este país.