La tasa de desempleo en Estados Unidos cayó a 8,3%, luego de que se crearan 243 mil nuevos empleos en el país, según datos del Departamento Laboral. El dato es el más bajo en tres años.

El incremento de 243 mil empleos, que superó las expectativas de los analistas, es la más alta desde abril del 2011.